¿Quién soy?

¡Qué pregunta tan difícil de responder!

Resulta muy difícil definir a veces nuestra propia identidad.

Más aún sin querer encasillarme ni etiquetarme (especialistas de todo tipo aconsejan no usar etiquetas)

No tengo títulos académicos más que un bachiller y un A1 de alemán. Esto me da ventaja a la hora de evitar las etiquetas.

Pienso que la identidad de una persona está definida más por sus hechos que por sus etiquetas o roles. Y en eso estoy de acuerdo con los especialistas. Independientemente de que sean especialistas en horticultura.

Y más allá de lo que aconsejen los especialistas, sean de la materia que sean, me parece más interesante decir qué hice, qué es lo que hago, y qué es lo que quiero hacer.

¿Qué hice?

De chiquito quise ser minero. He curioseado en temas de electricidad y electrónica, siempre fui muy curioso, y vivía descuartizando cuanto aparato tenga el infortunio de cruzarse por mi camino.  Estoy eternamente agradecido a mis padres quienes nunca me lo prohibieron. Con apenas 9 o 10 años he hecho saltar los tapones de casa unas cuantas veces Descuarticé un radiograbador que tenía una cantidad interesante de conexiones y lo convertí en un estudio casero de grabación en mi adolescencia. Me adelanté. Rebobino un poco.

Llegada la pubertad conocí una pasión hasta ahora intacta: La guitarra, y con ella, la música.

Terminé el secundario, me gustaban la música, la informática y la mecánica. Incursioné algunos años en cada una de las carreras, no me recibí en ninguna.

Siempre fui algo indeciso. O demasiado curioso como para casarme con una sola disciplina (de la cual nunca fui muy amigo que digamos). O ambas.

 

¿Qué hago?

Hoy me gano la vida como desarrollador de sistemas. Compongo música, escribo, leo. Estoy despertando a cachetazos a un artista dormido, casi podría decir anestesiado.

 

¿Qué quiero hacer?

El propósito de éste espacio es compartir reflexiones, intercambiar opiniones, como si de un oráculo virtual se tratase (Básicamente es el objetivo de la mayoría de los blogs). Intuitivamente siento que tengo cosas importantes para decir, y las cuelgo de ésta gran biblioteca mundial. Solo relato mi verdad un tanto relativa y subjetiva desde mi experiencia personal y desde lo que me tocó vivir. Acepto a quien no está de acuerdo, pero no estoy dispuesto a aceptar si la diferencia se transforma en un ataque.

 

¿Y vos? ¿Quién sos?

Comments are closed.