Amiga de Fierro

Fiel compañera que me sabe llevar.
Tus ojos, dos cíclicas ruedas cuyos rayos me saben iluminar.
Tus cadenas me enseñan el camino de la libertad.
Amiga de fierro, tu cinética ha potenciado mi desarrollo. Ha desarrollado mi potencial.
Has sido testigo de mi más profundo estado emocional.
¡Si habremos vagado juntos por las calles de ésta ciudad!
Con tu empuje y mansedumbre aprendí el valor de la dignidad.
Debo mis mejores conclusiones a tu andar, todas mis fichas a tu rodar.
Has sabido frenar mi impulso, aunque nunca me has puesto límites.
Más bien, me has enseñado a establecerlos.
Eso es sabiduría. Eso es amor. Sabio amor. Sano y sabio.
Somos re sabios del amor.
Del amor al saber.
Compañera de mis filosofías, me has acompañado hasta que en la noche de mi vida vuelva a amanecer.
Has transformado el mundo que supe conocer.
Y es por eso que aunque el frío sea tal que me queme la cara, te volvería a elegir, hoy, mañana y ayer.

Entradas relacionadas

Tu email no será publicado.