“Soltate”, cantaba un pelado promocionando un shampoo, ¿te acordás? Nada más paradójico. Aunque se nos trate como a locos, las personas cuerdas somos de andar sueltas, flojas. Somos cuerdas flojas. No es nuestro problema si a alguien se le da por hacerse el trapecista sobre…